De nuestro jardín a tu tocador

 

Rosas, caléndula, menta, árnica y aloe vera son solamente algunas de las plantas y flores que puedes encontrar en nuestro jardín botánico. Aquí los sentidos se nos agudizan al ver tantas formas y colores y respirar diferentes olores. Creemos que la naturaleza nos ha dado muchísima variedad de ingredientes que son benéficos para nuestra salud y bienestar, es por eso que, algunas veces, cortamos algunas hojitas y flores del jardín para explorar todos los beneficios que estos regalos de la naturaleza tienen para nosotros. ¿Te platico algunos?

 

Lavanda: Aunque tal vez nunca haz visto lavanda, seguramente reconoces su olor y color. Esta flor es de ser conocida por sus propiedades relajantes y por ser un aliado contra el estrés, pero la lavanda también tiene múltiples beneficios para la piel. La lavanda tiene propiedades antinflamatorias por lo que ayuda a relajar y aliviar irritaciones como quemaduras, cortadas y piquetes.

lavanda en bowl para extraer nutrientes

 

Rosas: Una flor que no necesita introducción y, seguramente, también conoces el agua de rosas. Este tónico facial que, probablemente, encontrarás en el tocador de tu abuelita, ha sido utilizado por muchos años para el cuidado de la piel. El agua de rosas tiene propiedades antienvejecimiento y ayuda a reducir el enrojecimiento facial y la inflamación. Además, este elixir es súper versátil y lo puedes utilizar para refrescar tu piel y sellar maquillaje, así como para desmaquillar, ¿qué más necesitas?

 

Manzanilla: Nos encanta en un té, pero nos gusta más en nuestra piel. La manzanilla limpia, suaviza, desinflama y tonifica. Tiene propiedades desinflamatorias y antisépticas que ayudan a combatir el acné. Por si fuera poco, ayuda a disminuir la apariencia de las ojeras y las venitas rojas en el área de los ojos. En general, la manzanilla te ayuda a verte más joven y fresca y por esas razones, nosotros teníamos que incluirla como uno de los componentes principales en nuestro calming toner.

 

Té Verde: Tiene componentes como catequinas y vitaminas C y E, los cuales son ideales para el bienestar de nuestra piel. Es principalmente conocido por sus propiedades antioxidantes, y es que realmente es una maravilla ya que ayuda a protegerte del sol y retrasa el proceso de envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de arrugas. Asimismo, ayuda a prevenir el cáncer de piel ya que está compuesto de un 30% de polifenoles (como ácido fólico), que combaten los radicales libres y frena la oxidación celular. Si esto no te convence, también sirve como tónico natural y ayuda a desinflamar. Sin duda, puedes incluirlo tanto en tu dieta, como en tu rutina de belleza, nosotros te sugerimos esta agua micelar con té verde para limpiar tu piel y eliminar células muertas.

 

Caléndula: La caléndula ha sido utilizada para tratar problemas tópicos por más de 3,000 años. Debido a sus efectos cicatrizante e hidratante, es utilizada para tratar y aliviar heridas, rozaduras y quemaduras. Lo que muchos no saben es que también ayuda a estimular la producción de colágeno y cuenta con muchos antioxidantes, por lo que nos ayuda a regenerar la piel, prevenir arrugas y darnos un aspecto más joven. La caléndula también ayuda a desinflamar la piel y evitar que problemas como acné o quemaduras nos dejen marcas. ¿Lo mejor? Puede ser utilizada en pieles sensibles y, literalmente, aplicada desde la frente hasta la punta de los pies.

 bowl de calendula

Verbena: Pensamos en verbena e inmediatamente nos viene a la mente su delicioso y relajante aroma. Sin embargo, además de sus efectos calmantes, la verbena tiene grandes beneficios para la piel. Esta planta medicinal ha sido utilizada en Europa por muchísimos años por su efecto analgésico, sedante y antibacteriano. Sobre la piel, esta planta hidrata, nutre, regenera, desinflama y suaviza. Asimismo, puede ser utilizada en piel seca y sensible y ayuda a cicatrizar y reducir marcas que los años le han dado a nuestra piel. A nosotros nos encanta usar todos los días la crema lavanda + verbena. ¡Sabemos que tu también te vas a enamorar de ella!

 

Albahaca: Definitivamente todos deberíamos tener una plantita de albahaca en nuestro jardín; ya sea para ponerla en nuestra ensalada caprese o en la piel. La albahaca es un gran antiinflamatorio y cicatrizante ya que ayuda a reparar nuestra piel en caso de presentar irritaciones, piquetes de insectos, heridas e, incluso, dermatitis. Su principal función es bactericida y antibacterial, por lo que es muy usada para combatir el acné, ya que baja la inflamación de los granitos, tiene propiedades antisépticas y, a parte, ayuda a prevenir que te deje cicatrices.


 albahaca basil in a bowl